CLAVES PARA ENTRENAR TU ACTITUD POSITIVA

CLAVES PARA ENTRENAR TU ACTITUD POSITIVA

Los resultados que obtienes en tu vida dependen en un 80% de tu actitud.

¿Sabes por qué? Porque nuestra actitud determina nuestra forma de actuar. Y, ¿de qué depende nuestra actitud? ¿Qué hace que existan personas que consiguen tener una buena actitud ante la vida y otras que no? Todo depende de los pensamientos que tenemos.

Todos dedicamos tiempo a alimentarnos, a asearnos cada día, a trabajar cada día, pero…¿Cuánto tiempo le dedicas a pensar los pensamientos que vas a tener durante ese día?

Igual que dedicas tiempo a elegir lo que te vas a poner de ropa cada, ¿Por qué no dedicas un tiempo a pensar en qué pensamientos vas a elegir?

¿Cuánto tiempo dedicas a los pensamientos que vas a tener ante diferentes situaciones?

Normalmente ponemos en marcha un piloto automático y nos dejamos llevar por lo que nos pasa en vez de tomar las riendas de nuestra mente.

Cuando tomes conciencia de este concepto y del papel que tienen tus  pensamientos en tu vida, todo cambiará drásticamente.

Con gran asombro te darás cuenta de que, si hubieras sido capaz de elegir tus propios pensamientos, podrías haber generado una mejor actitud frente a cualquier situación  que te ocurra. Toma conciencia de que conseguirlo es la única forma para dejar de ser esclav@, de una vez por todas, de los acontecimientos de tu vida y podrás utilizar al máximo tu potencial.

Tomar las riendas de tu mente, elegir tus pensamientos y con ello, tu estado de ánimo y tu actitud, te transforma en una persona responsable, persona que sabe responder a lo que la vida te pone adelante, dejando de buscar excusas o quejas y alejándote de un estado de victimismo, que tan negativo para la vida.

CÓMO ENTRENAR TU MENTE PARA TENER UNA ACTITUD RESPONSABLE ANTE TU VIDA.

CAMBIA TU MENTALIDAD

Todas las situaciones que se generen en tu vida, incluyendo las malas situaciones, te dejan una enseñanza, la primordial es que te enseña a ser más fuerte. Todo enseña, todo influye y tú vas a ser quien decida sacar una buena experiencia de ello y obtener aquel aprendizaje.

Esto se debe a que en realidad las experiencias son neutras, nosotros somos los que le ponemos la connotación emocional, el significado y el grado de dificultad. ¿Para ti como está el vaso, medio lleno o medio vacío?…

CÉNTRATE EN LO QUE PUEDES CAMBIAR

Es verdaderamente imposible tenerlo todo bajo control. Nosotros no podemos cambiar las cosas que no podemos controlar, es decir, por mucho que te angusties y que trates de controlarlo todo, no va a cambiar el resultado.

Por eso no malgastes energía y esfuerzo en cosas que te van a limitar el vivir y disfrutar tu vida sin precipitarte por el futuro, ni culparte por el pasado, es el presente, aquí y ahora. Date los gustos paso a paso.

IDENTIFICA LA CAUSA DE TU INFELICIDAD

Cuando tengamos frustración, miedo tristeza y enojo debes recordar que esto viene a través de una causa, lo primero que debes saber es que no siempre es fácil encontrar el verdadero motivo de tus sentimientos negativos, que te paralizan y no te permite llegar a tu objetivo, normalmente son cosas que van más allá de lo que quieres o puedes aceptar.

Ten muy en cuenta que cuando se te presenta una dificultad tienes dos opciones seguras: evitarla o contrarrestarla. El evadirlas solo te hará una prolongación de tu agonía, es por ello que te sugiero a que las enfrentes… si no analizas lo que realmente te hace infeliz, no podaras tener plenamente una actitud positiva.

IDENTIFICA LAS COSAS BUENAS DE TU VIDA

Uno de los elementos que más te ayudarán a mantener tu actitud positiva será agradecer lo bueno. Al identificarlo te recomendamos que lo escribas, así drenarás todos los pensamientos.

Redacta una lista de las cosas que te hagan feliz enumerando todo lo adecuado que tienes en tu vida, desde bienes materiales, personas, oportunidades experiencias, mascotas… no te limites explota esas cosas buenas que te rodean.

El significado que tiene esto es porque siempre nos enfocamos en las cosas que deseamos cambiar o las desventajas en nuestra vida, dejando a un lado todo lo bello de nuestro alrededor y casi nadie lo hace, es por eso que debes poner un alto a esto y empezar a fijarte en las cosas que verdaderamente tienen sentido para tu vida.

DEJA DE DAR A OTROS LA RESPONSABILIDAD DE TU FELICIDAD

Como decía Abraham Lincoln, nadie tiene el poder de hacernos sentir mal si no se lo permitimos.

Demasiadas veces entregamos a otras personas este poder, haciendo que una palabra, una mirada, un mensaje, tengan el efecto de condicionar negativamente nuestro estado de ánimo.

Y te aseguro que no es culpa de la otra persona, es responsabilidad únicamente tuya.

Acuérdate que lo único que puedes controlar en tu vida son tus propios pensamientos y que ellos determinan tus emociones.

Así que, antes de poner en marcha el piloto automático y dejarte llevar por el momento, recuerda que sólo tú puedes elegir cómo interpretar la realidad que te rodea, retomando pleno control de tu forma de sentirte.

DEJA DE RODEARTE DE PERSONAS QUE NO TE HACEN SENTIR BIEN

Hay quien las llama personas tóxicas. Rodéate de personas que estén en tu misma onda o incluso que ya hayan logrado alcanzar los resultados que tú también desearías tener en tu vida.

Rodéate de personas que te hagan recargar tus pilas y que no estén constantemente chupándote la energía.

DEJA DE COMPARARTE CON LOS DEMÁS

Esto se debe a que cuando te comparas con los demás estas poniendo el foco en las cosas que te hacen falta con respecto a las cosas que tienen los demás. Esto es muy perjudicial. Cuando jugas al juego de comparaciones es muy fácil que recaigas en depresión y volverse negativo.

Todo es cuestión de aceptación, hay personas que siempre estarán mejor que tú, de manera real o aparente, pero también hay gente que está peor, tu concéntrate en lo que realmente importa en ti, y veras el cambio verdadero al enfocarte, agradecer y aceptar lo que tienes.

BUSCA UNA OPORTUNIDAD DE CRECIMIENTO CADA DÍA

Una manera muy efectiva de entrenar nuestra actitud positiva es aprender a ver más allá de los problemas diarios. De esta manera, podemos centrarnos en buscar soluciones y hacer un aprendizaje para seguir avanzando en nuestro camino de desarrollo personal.

Dedica un ratito cada noche a reflexionar o, mejor aún, a escribir lo que has aprendido del día que acabas de vivir, descubriendo así en qué situaciones crees que has tenido una buena actitud y en cuáles no.

En este caso, pregúntate qué podrías hacer la próxima vez para mejorar.

SUPERA EL MIEDO A EQUIVOCARTE

Cada día es un maestro y una gran oportunidad para aprender. Esto no es posible si dejamos de salir de nuestra zona de confort por miedo a equivocarnos.

Entrénate cada día en enfrentarte en una pequeña situación “incómoda” y permítete avanzar, como si fueras un niño, con curiosidad y con alegría.

EMPIEZA A HACERTE PREGUNTAS INTELIGENTES

A menudo en la vida pasan cosas poco agradables y es fácil caer en el victimismo y en las quejas.

En situaciones así lo típico es hacernos preguntas que no nos apoyan, por ejemplo: ¿Por qué todo me pasa a mí? o ¿Por qué a los demás todo le va bien?.

Créeme, te entiendo. Pero estas preguntas no nos ayudan a superar un acontecimiento difícil. Más bien, es al revés. Como decía Virginia Satir: «La vida no es justa, es lo que es. Es nuestra manera de reaccionar ante ella la que hace la diferencia”.

Así que empieza a hacerte preguntas útiles. Pregúntate ¿Qué puedo hacer para superar esta situación¿ o ¿Qué puedo aprender de esta situación?. Este tipo de preguntas te ayudarán a centrarte en las soluciones y a liberarte de la red tramposa del problema.

Espero que estos pequeños consejos te ayuden a comenzar a entrenar tu actitud positiva.

Gracias por leerme y seguirme.

¡Nos vemos en la cima!

Estefanía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *