¿CÓMO EL COACHING PUEDE AYUDARTE EN SITUACIÓN DE DESEMPLEO?

¿CÓMO EL COACHING PUEDE AYUDARTE EN SITUACIÓN DE DESEMPLEO?

Seguramente lo primero que te viene a la cabeza cuando te has quedado sin trabajo es la pérdida económica o de entrada de dinero que sufres. Y claro está, cómo los problemas económicos pueden alterar tu vida en general significativamente.

El shock inicial de quedarse sin empleo, se puede unir a los repetidos intentos fallidos por conseguir un trabajo.

¿Cómo influye esto en la autoestima? Tu autoestima, si estás en situación de desempleo se resiente, ya que puede experimentar que no te llamen para hacer entrevistas de trabajo o que después de pasarlas no te respondan o no se interesen. En esta situación, la persona puede o literalmente se va desanimando y siente que fracasa en su vida.

Las sensaciones, pensamientos y sentimientos que puedes experimentar no son nada agradables. Se produce la aparición de una gran frustración e impotencia que puede derivar en problemas mayores, y de ahí que debas tratar de evitarlas o minimizarlas. No es fácil, lo sé, pero sí es posible, sólo hace falta que te lo creas un poco.

Yo, personalmente como coach, creo y estoy convencida que todas las personas pueden y van a encontrar trabajo, el problema es que ellas mismas no lo creen y eso genera como consecuencia que la persona no de el máximo y no se involucre como debiera en la tarea.

Y ¡si! Aunque estés pensando, “qué loca esta, si es por la situación que hay, o por la edad que tengo….” Nooooooooooo, eso son excusas que te estás poniendo para justificarte. Piénsalo y verás que no voy desencaminada.

Y te preguntarás ¿Cómo el coaching me puede ayudar en este camino?

Primero quiero que sepas qué es el coaching exactamente: El Coaching se puede definir como el apoyo que ejerce una persona sobre otra para ayudarle a potenciar todas sus cualidades y conseguir sus objetivos. Se trata de aumentar la motivación y dirigirla hacia una meta para que una persona saque lo mejor de sí misma.

COACHING PARA LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Estos últimos años seguro que has escuchado sobre si un Coach puede ayudar a personas desempleadas a conseguir su objetivo de volver al mundo laboral. El Coaching da ánimo o seguridad, pero eso no va necesariamente unido a la obtención de un empleo. Ayudar en cuanto a la actitud para enfrentarse a la situación, pero no garantiza un resultado. Con esto no quiero decir que no sea útil, es super útil, pero depende de ti, de lo que estés dispuesto a implicarte, a retarte y a cambiar.

Un coach no hace milagros. Si tú como coachee o cliente no quieres, evidentemente el coach o un proceso de coaching poco puede hacer. Sin embargo, si estás en situación de desempleo pero de verdad quieres conseguir un objetivo y un resultado y estás dispuesto y comprometido con ello….amigo/a!!!! El coaching es tu herramienta de cambio.

Por ejemplo, si tú eres en este momento una persona desempleada, te sientes desanimad@ tras haber perdido su empleo y sin esperanzas de encontrar otro, o si buscas aumentar la seguridad en tí mism@ para superar de un modo más satisfactorio entrevistas de empleo, el coaching sería tu opción.

Este tema es delicado y cada caso es diferente. En la reinserción laboral entran muchos factores como la edad, el sector o las ayudas a la contratación.  Los Servicios Públicos de Empleo, dentro de sus recursos para la orientación profesional y las tutorías individualizadas, deberían poder proporcionar una ayuda de seguimiento y orientación de las personas que buscan empleo, pero la realidad es que hoy en día es imposible con los pocos recursos que hay disponibles. Lo sabemos y lo sabes, ¡Es una realidad!

ESTRATEGIAS DE COACHING PARA LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Estas son algunas de las estrategias que como coach y desde el enfoque del coaching ejecutivo puedes llevar a cabo en tu camino hacia el éxito y hacia el objetivo de encontrar un empleo.

  1. Márcate objetivos. Para hacer algo, lo primero que tienes que pensar es qué quieres hacer. Ante todo, nada suele ser tan fácil como parece. Tienes que valorar seriamente las posibilidades reales de llevarlo a cabo y los objetivos deben ser realistas. Por ejemplo, al realizar un proyecto, si se trata de ámbito profesional. Pero ¡ojo! Tienes que tener un objetivo a largo plazo y una serie de microobjetivos para cada día o cada semana. De esta manera te será más fácil ir marcándote un plan de acción a realizar. Pero te repito, sin objetivo no hay meta, sin meta no hay camino, y sin camino no hay motivación y por tanto, tampoco hay acción. Esto tenlo claro.
  • Reflexiona y analiza. Las opiniones cambian. Hay que escuchar otros los puntos de vista. Al igual que las opciones cambian continuamente. Mantente actualizado cada día de ofertas o de cómo se adaptan a ti y, sobre todo, tú a ellas. Todos los días hay nuevas ofertas y todos los días hay nuevas posibilidades.
  • Establece fechas límite para alcanzar tus objetivos.  No se trata de una fecha estricta. Si pasado ese tiempo no se ha conseguido el objetivo, pero se ha avanzado lo suficiente, será una buena noticia. En el Coaching se establecen fechas limite para que los objetivos sean de carácter temporal y esa cuenta atrás de lugar, a su vez, a la valoración de resultados. Que cada paso no sea eterno… y si algo no funciona, cámbialo. Piensa que si siempre haces lo mismo, lo resultados siempre serán iguales. Te vuelvo a repetir, y siento si soy pesada, pero que encuentres o no trabajo depende únicamente de ti.
  • Busca tu motivación.  Realmente este es uno de los puntos clave en el Coaching. Una vez se han marcado las metas, lo que hay que hacer es continuar, y la actitud es fundamental. ¿Y dónde está esa motivación? Mírate, ¿Has tenido más trabajos no? Y ¿Por qué no? ¿Qué se te da bien? ¿Qué experiencia tienes? ¿Qué formación tienes? Busca, busca, busca en ti. Ahí está la respuesta. Conócete a ti mismo, valórate. Si otros lo consiguen, ¿por qué no lo vas a hacer tú?.
  • Aprende. Conseguirás tu objetivo, se persistente, pero si de momento no lo has hecho, de los errores también se aprende. El Coaching es actitud, tienes que buscar algo bueno de cada acción y de cada resultado. Puedes aprender y volver a intentarlo o plantearte otra serie de preguntas para entender que parte del proceso ha fallado. Y por supuesto, puedes aprender y pensar “esto no tendría que haberlo hecho así” o “en esto me he equivocado” o frustrarte y tirar la toalla. Eso ya es cosa tuya.
  • Idea un plan de acción: Pero un plan de acción que sea tuyo. No vale que lo busques en internet, créalo tú mismo. Hazte planning de lo que haces cada día, de lo que te propones como meta al final de tu jornada de búsqueda de empleo (por eso sí, es una gran jornada de trabajo la búsqueda de empleo). Cuando hayas acabado, valora y qué  has hecho y qué no. Y si con lo que has hecho te has acercado un poco más o has dado un paso más hacia tu objetivo. Piensa en el objetivo final y valora cuánto te has acercado durante el día de hoy a él.
  • Valórate. Sabes que vales y que puedes. Da igual tu profesión, tu formación, tus conocimientos. Tú sabes, y créeme que lo sabes, hasta dónde puedes aspirar. Eres o vas a ser realista con ello. Pues aquí lo importante es la actitud. Si no tienes una actitud positiva te vas a paralizar, vas a perder el tiempo y puede que ese puesto que está hecho para ti se lo den a otro porque te has frenado. A las personas se las contrata, a parte de lo que se pida en la oferta, por su actitud.

Y esto es tal cual. Imagina, dos personas para un único puesto con la misma formación y prácticamente la misma experiencia…¿Tú a quién contratarías? A una persona nada proactiva, seria, introvertida, que no muestra nada de sí misma, que no contagia actitud y emoción positiva, o por el contrario, te quedarías con aquella que te transmite energía, positividad y buen rollo? Pues claro, con la segunda!!! Pero eso lo harías tú y lo haría todo el mundo.

Recuerda esto: Las emociones se contagian y en una entrevista de trabajo con el entrevistador o la persona de recursos humanos también ocurre. Son personas como tú que buscan suplir un puesto vacante. Piensa en lo que te ofrecen pero sobre todo, piensa en lo que tú les puedes aportar.

 BENEFICIOS QUE APORTA EL COACHING EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

  • Mejorará tu autoconocimiento, tu autoestima y tu capacidad para actuar y autoliderarte.
  • Conseguirás la identificación de recursos internos y externos y adquisición de nuevas herramientas y habilidades.
  • Mejorará tu capacidad para gestionar situaciones adversas.
  • Te ayudará a identificar de dónde estás y dónde quieres llegar (objetivos, misión y propósito).
  • Fomentarás tu entrenamiento conductual y emocional en técnicas de búsqueda de empleo, adaptadas a tus necesidades concretas.
  • Sabrás reconocer tu propia energía y canalización en beneficio propio y de los demás, a través de la gestión emocional, aprendiendo a recuperarte de los reveses y de las situaciones complicadas.
  • Aprenderás a identificar y eliminar creencias limitantes que te están frenando en la consecución de los objetivos deseados.
  • Crecerás como persona liberando tu potencial.

Por lo tanto, el Coaching se convierte en una excelente herramienta de acompañamiento en cualquier proceso de cambio y éste es uno de ellos. Y es duro pero no imposible.

Con un proceso de coaching ejecutivo personalizado, te facilitarás a tí mismo el crecimiento y la mejora personal a nivel general mediante la liberación de tu potencial.

¿Enserio, te vas a quedar de brazos cruzados o vas a ponerte en acción?

Estefanía Sánchez.

Coach ejecutivo certificada por ICF

Contacta en mi web o envíame un mail a: estefania@equipos-hakuna-matata.es

¡Te espero!

Gracias por leerme y seguirme. Espero que te sea de ayuda y todo lo que te he descrito, quédate sólo con lo que te sirva.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *