¿CÓMO EL COACHING SISTÉMICO ES IMPRESCINDIBLE PARA EL RETORNO AL TRABAJO PRESENCIAL?

¿CÓMO EL COACHING SISTÉMICO ES IMPRESCINDIBLE PARA EL RETORNO AL TRABAJO PRESENCIAL?

LA VUELTA DE LOS EQUIPOS AL TRABAJO PRESENCIAL: CÓMO MOTIVAR Y REFORZAR POSITIVAMENTE LAS RELACIONES.

La vuelta al trabajo presencial es uno de los retos de mayor importancia al que te puedes enfrentar en estos momentos o tras el verano.

Habrá cambios, tanto para ti como para tu equipo.

Desde marzo de 2020, ya no vivimos en el mismo mundo que conocíamos. La forma de desenvolvernos con nuestro entorno ha dado un giro de 360 grados, y el significado de “nueva normalidad” no es otra cosa que la adaptación a la nueva situación (que ya no será la misma de antes de la pandemia). Es el momento de que encuentres la forma de reinventarte y adaptarte a este nuevo gran escenario.

La pandemia y el Covid han sido la causa de una crisis, eso está clarísimo, en la que todos los sectores económicos se han visto sacudidos, y, ante el riesgo sanitario que todavía continúa vigente, es necesario esmerarse en las precauciones para avanzar hacia la recuperación económica de todo el país y en general de todo el mundo.

El teletrabajo sigue siendo una medida preferente, pero en la mayoría de empresas es imprescindible volver a los lugares de trabajo, a la oficina, por lo que desde que  finalizó el estado de alarma nos encontramos con un regreso paulatino.

Se abren así dos focos importantes, a los que debes prestar atención para completar el proceso con todas las garantías: los espacios en los lugares de trabajo y las personas y equipos que so volvéis a unir después de tantos meses.

Es cierto que sí, que evidentemente habéis tenido que seguir en contacto, caminando hacia nuevos retos, la mayoría más complicados y luchando con grandes conflictos y situaciones que os han mermado como equipo.

¿Te identificas? ¿Es o ha sido positivo o negativo?

EL RETORNO DE LOS EQUIPOS DE TRABAJO: MOTIVACIÓN Y COMUNICACIÓN EFECTIVA DESDE EL COACHING.

La vuelta al trabajo presencial es uno de los mayores retos que plantea la situación actual que vivimos en estos momentos. La incertidumbre permanece vigente y a consecuencia, los ánimos no están en su mejor momento, por lo que, en el retorno a los lugares de trabajo, resulta imprescindible dar la mano a los empleados y equipos y facilitar esta transición.

Desde el coaching sistémico y Equipos Hakuna Matata, sabemos que  LA CLAVE es: remar juntos y en la misma dirección dentro un contexto en el que se ha quedado en un segundo plano la planificación a largo plazo y se ha disparado la importancia de saber adaptarse a las condiciones según vengan, o lo que es lo mismo, a improvisar, a ir sobre la  marcha. Algo que para la mayor parte de las empresas no es un valor asentado al que estén acostumbrados ni mucho menos una manera óptima de trabajar y llegar a los objetivos y resultados.

Y aquí el LIDERAZGO, es la clave, la base:

El objetivo de un buen líder debería ser ahora mantener a su equipo motivado, empujarlo hacia delante y trabajar, hoy más que nunca, la comunicación efectiva entre líder y equipo. Ya que el entorno que nos rodea nos transmite incertidumbre, debes apostar por tener presente en todo momento la mayor transparencia posible.

1.- CLAVES PARA MEJORAR LA MOTIVACIÓN DEL EQUIPO.

La “nueva normalidad” implica una convivencia con un clima de incertidumbre, y, además, muchas personas arrastran los peores recuerdos de las consecuencias de la pandemia. Es un momento que puede resultar especialmente delicado para la salud mental, por lo que en estos momentos es más importante que nunca motivar al talento para impulsarlo hacia adelante:

Construye un discurso motivador y optimista sobre la situación externa y sobre el equipo. Pese a las circunstancias, siempre hay que buscar el lado positivo y transmitírselo al equipo. Piensa que si eres el líder y un buen líder transmites lo máximo a tu sistema, por tanto, si transmites positivo, generarás ese ambiente en el equipo y viceversa. Esto al final se convierta en mejor clima laboral, más motivación e implicación del equipo con los objetivos y resultados y eso, hará que despuntéis de nuevo en ventas y resultados positivos.

Desde el coaching sistémico creo que todo es una rueda y con mi experiencia, puedo asegurar que realmente lo es.

Si se tiene una actitud positiva, influirá en el equipo, en su comunicación, en su motivación y energía y esto está directamente relacionado con la consecución de objetivos.

 Despierta de nuevo sus ganas y la ilusión por embarcarse en nuevos proyectos, superar retos y compartir logros. Transmíteles siempre las buenas noticias, por pequeñas que sean.

Da feedback positivo siempre que tengas ocasión. Ni te imaginas lo que eso repercute en la actitud del sistema y por tanto en su impulso e implicación. ¿Lo haces a menudo?

Proporciona apoyo. No solamente es un momento difícil anímicamente, también puede serlo en el aspecto operativo. Nuevas herramientas, protocolos, tecnologías, nuevas formas de trabajo, distancia… en la adaptación a la nueva normalidad han podido cambiar muchas cosas, y el conjunto de todas las circunstancias puede hacer que los profesionales se sientan superados. Muéstrate tolerante y comprensivo, dales apoyo, brinda tu mano. Lo agradecerán y a la larga, lo agradecerás. Reconoce los logros y pasos hacia adelante. Siempre resulta de lo más motivador recibir reconocimiento, es imprescindible para mantener el ánimo intacto y por eso es, más importante que nunca. Ahora es el mejor momento para implantar incentivos a los logros.

2.- COACHING SISTÉMICO, REUNIONES DELEGADAS Y OTRAS ESTRATEGIAS PARA MANTENER LA COMUNICACIÓN.

Antes del coronavirus, existían múltiples opciones para fortalecer los vínculos, pero ahora, con la distancia social como norma, se hace necesario ser más creativos y cuidadosos para crear nuevas maneras de mantener al equipo como una piña, y ahora más que nunca es muy necesario.

El coaching sistémico y sus herramientas y dinámicas correctamente llevadas a cabo es una de las prácticas preferidas para estrechar lazos, con juegos y actividades de grupo, tanto dentro de la oficina como fuera. Pero… ¿cómo practicar coaching sistémico y de quipos en tiempos del COVID-19?

Hemos desarrollado gran cantidad de herramientas en plataformas que son altamente efectivas en las que el proceso de coaching se desenvuelve de la misma manera que de forma presencial y en algunos casos, casi mejor.

Dinámicas online: Son la base del coaching en estos tiempos, ha sido posible trasladar las reuniones y los procesos al medio digital, ¿por qué no hacerlo también con otras actividades?

Realizar una alianza de equipo, mejorar las relaciones y la empatía en el equipo por medio de exploración de mundos. Aumentar la visión ideal con un mandala online………todas ellas son herramientas que se utilizan en los procesos de coaching y que perfectamente hoy han sido adaptadas al mundo online, al mundo en el que vivimos ahora.

Gamificación de los procesos: crear subequipos y un sistema de recompensas entre ellos para hacer del trabajo un juego es una gran opción para incrementar la motivación y crear vínculos. Además, permite mejorar la productividad y la proactividad.

Actividades en grupos reducidos y al aire libre ahora que de manera progresiva estamos empezando a unirno: espacios recreativos creados por el propio equipo, fomenta la creatividad, la comunicación y el sentimiento de pertenencia en el equipo.

¿Tecnoestrés?

3.- COMUNICACIÓN EFECTIVA Y DESARROLLO DE REUNIONES ONLINE PRODUCTIVAS AL SERVICIO DE LOS EQUIPOS.

Todos los manuales de liderazgo motivacional para equipos de alto rendimiento inciden en este aspecto, y, en tiempos de crisis, es más importante que nunca mantener a los equipos informados, a la última, para generar en ellos mayor seguridad. Pero… ¿qué se les puede decir cuando realmente no se sabe qué es lo que va a ocurrir?

Sé sincero y transparente. No tienes todas las respuestas, y menos en una situación tan incierta. Pero sí tienes la capacidad de mantener un contacto continuo con tu equipo y de abrirte con él y para él.

Se accesible siempre, en cualquier situación y momento. Comunicaciones frecuentes, espontáneas, genuinas y cercanas funcionan mejor que unos mensajes cuidadosamente elaborados que parecen seguir un guion. Y esto da seguridad a los miembros del equipo.

En coaching sistémico, el coach se centra en conectar la razón y las emociones y queremos que como líder también lo aprendas para que lo transmitas en tu día a día.

Ante situaciones críticas, existen dos tipos de personas según su forma de reaccionar: las que lo hacen de una forma emocional, y aquellas que lo hacen con el lado más racional de su cerebro: planes, análisis, cálculos, escenarios… El equilibrio entre estos dos polos es hoy en día la combinación ganadora para tomar las mejores decisiones y conectar con tu equipo.

Habla, transmite, pero ¿Y la escucha activa? Es igual o más importante que transmitir. Empápate de lo que tu equipo te propone. Piensa que están ahí por algo y para algo. Tenlos en cuenta. Ellos te lo agradecerán y hará que el vínculo del equipo se dispare Presta atención a las inquietudes y necesidades de las personas que te rodean y conversa con ellas.

La comunicación debe ser bidireccional.

El futuro del trabajo: ¿presencial o remoto?

La crisis causada por el COVID-19 nos ha hecho replantearnos el presente y el futuro del trabajo. Según nuestro informe Talent Trends 2020, en 2019 el 47 % de los empresarios que encuestamos estimaban que el 2020 sería un año de fuerte crecimiento económico, y un 22 % esperaba un ligero crecimiento. Solo el 1 % sentía una preocupación por el clima de negocio. El teletrabajo tampoco era una de las principales preocupaciones, cuando solo el 22,3 % de trabajadores españoles tenía la capacidad para hacerlo.

Ahora, tras la crisis, esta modalidad se ha convertido en trending topic mundial, uno de los principales ejes en la evolución del mercado laboral. No se concibe ya como una solución provisional que volverá a quedar reducida a una minoría de la población cuando todo acabe. Todo parece indicar que los modelos mixtos, que combinan el trabajo presencial y en remoto, lograran asentarse definitivamente.

La llegada de una situación tan inesperada como esta pandemia ha servido para hacernos entender que no podemos relajarnos ni dejarnos en que todo seguirá igual. No hay que acomodarse, hay que luchar y hay que remar juntos en la misma dirección para llegar a los objetivos y resultados.

Esta situación nos ha enseñado que siempre permanecemos expuestos ante elementos externos que quedan completamente fuera de nuestro control. Todo puede cambiar de un día para otro.

Por ello debemos centrarlos en lo que sí depende de nosotros mismos o de nuestro equipo.

Desde la visión de coaching sistémico y Equipos Hakuna Matata, te aconsejamos que permanecas alerta, apuesta por la digitalización y, por encima de todo, cuida de la experiencia del talento. Con la colaboración de los mejores profesionales, podrás hacer frente a los momentos más críticos.

¿Cómo lo ves?

Déjame tus comentarios.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *