ESTRATEGIAS DE MOTIVACIÓN PARA LA BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO DESDE EL COACHING

ESTRATEGIAS DE MOTIVACIÓN PARA LA BÚSQUEDA ACTIVA DE EMPLEO DESDE EL COACHING

La voluntad debe ser la única cosa del mundo que cuando se desinfla necesita que la pinchen.

¿Desmotivado en tu búsqueda activa de empleo? No te preocupes más y ocúpate. Como coach y desde la perspectiva del coaching ejecutivo y profesional, te quiero dar las mejores estrategias para que tu motivación no se desgaste.

¿Para qué? Te preguntarás…. Para que continúes y persistas hasta conseguir tu objetivo profesional.

La motivación es el motor que te hace seguir adelante, que hace que no te detengas y que continúes sin o con descanso pero que sigas hacia tus metas. Si no tienes motivación, no lo vas a conseguir. Y te lo digo como coach y como experiencia propia.

Interioriza este diálogo interno: «No me conformo con lo que tengo, voy a por lo que quiero».

Éstas estrategias son las siguientes:

  1. LA MOTIVACIÓN PROFESIONAL.

«Si el trabajo no te gusta, no tendrás ganas de buscarlo».

Si disfrutas con el desempeño de una o varias profesiones o actividades profesionales, querrás continuar y trabajar y buscar ese empleo relacionado con esas tareas que te gustan y te motivan. Así planificarás cómo mejorar y seguir aprendiendo en ese campo. Un mayor interés profesional implica siempre una mayor motivación profesional y por tanto una mayor motivación personal.

Si tu motivación y tus intereses profesionales son pequeños y reducidos, es posible que sólo estés motivado económicamente y que te de igual en qué trabajar mientras consigas algo de dinero. Pero, ¿Te quieres pasar la mitad de tus días o de tu vida invirtiendo el tiempo en algo que no te gusta? ¿Quieres pasar todas las semanas esperando que llegue el fin de semana sin disfrutar el resto de los días de la semana? ¿Le vas a dedicar ocho horas al día a un trabajo que no te gusta porque «no te queda otra»? Pues es esto lo que justo te comentaba antes. ¡No! ¿Te vas a conformar?

¿Has elegido ya un estilo de trabajo y de vida y te das cuenta que no te gusta? Pues busca nuevas opciones laborales. Encuentra tus intereses y tus motivaciones profesionales observando lo que ya te gusta hacer diariamente. Inspírate! Investiga distintas áreas profesionales que te gusten… ¿Cuál es tu caso?

2. TUS OBJETIVOS COMO MOTIVADORES

«Establecer y definir objetivos profesionales es el máximo camino motivacional».

Una persona que no se propone objetivos o metas profesionales, por definición, es una persona desmotivada y desanimada. Disfrutarás y te sentirás más implicado en tu trabajo si te marcas tus propios objetivos diarios y semanales. De esta manera estarás mucho más motivado si marcas metas alcanzables y concretas.

Busca y busca y busca continuamente lo que te interesa y conviértelo en tu objetivo:

  • Cursar formación relacionada con tus metas profesionales.
  • Plantearte retos de mejora en el trabajo que se puedan evaluar al final de cada día. Retos que sean medibles siempre. Lo que no es medible es como si no existiera. Y esto es así…si no haz la prueba!
  • Convierte tu búsqueda de empleo en una continua superación de pruebas y retos propios.
  • Especialízate continuamente. No te dejes.

¡Vamos! Busca cualquier cosa que te guste y te motive y te haga aumentar tus ganas.

3. SIENTAS LO QUE SIENTAS, HAZ LO QUE DEBAS

«Los pensamientos y las emociones no influirán si simplemente haces lo que te has propuesto hacer».

Es muy probable que pienses «no voy a encontrar empleo porque no tengo suerte» o «para que buscar si no voy a encontrar nada mejor, para eso me quedo como estoy».

Puede ser que empieces el día de mal humor creyendo y diciéndote «el día va a ser tan malo como el de ayer: para qué me voy a levantar temprano si tampoco va a servir de mucho».

Estás convencido de que «los mejores empleos sólo los consiguen personas que lo merecen mucho más que yo». O piensas «no estoy preparado para buscar empleo, no creo que pueda conseguirlo».

Desde luego, así nunca lo harás.

Aunque te suene raro que yo te diga esto, pero: ¿Por qué le prestas tanta atención a tus pensamientos y emociones?

Tu vida tiene muchos más efectos existenciales con lo que haces que con lo que piensas o sientes. Aunque no tengas ganas, aunque estés pensando de forma negativa, aunque sientas algo de ansiedad en algunas ocasiones. Si simplemente haces las acciones que tienes previstas, notarás cómo dejas de pensar tanto y empiezas a sentirte mejor.

Sigue tus objetivos, planifica hábitos diarios, busca empleo o implícate con regularidad en actividades profesionales y buscar hacer las cosas mejor cada día. Supérate. Haz eso que te da miedo, que no te atreves y verás como empiezan a cambiar los resultados.

Piensa lo que quieras, pero no pienses tanto y actúa. Haz lo que sabes que debes hacer y te irá mucho mejor.

¿Qué es lo próximo que vas a hacer con ganas?

4. SIGUE Y PERSIGUE

«Lo conseguirás a la primera, a la segunda, a la tercera..o….» pero si sigues te aseguro que lo conseguirás.

Tu búsqueda de empleo puede ser buena y esforzada pero para obtener resultados tendrás que repetirlo muchas veces.

Para conseguir que te convoquen a una entrevista de selección de personal y tener la posibilidad de acceder a un buen empleo, quizás tengas que presentar cientos o miles de currículums adaptados para cada una de las empresas que te interesan durante varios meses. Pero te llamarán un día. Si no siguen haciéndolo, te aseguro que no te llamarán nunca.

Nunca saldrá a la primera y eso no debe pillarte de sorpresa. tu búsqueda se parecerá mucho a esta linea: NO, NO, NO, SI, NO, NO, NO, SI, SI, NO,NO, NO,NO…………..

Los noes representan (no los fracasos, porque no lo son), sino el aprendizaje. Es importante dicho aprendizaje, sobre todo empieza por aprender qué es lo que no debes hacer o concretar y definir lo que tienes que cambiar.

Los síes son los éxitos, la consecución de esos pequeños objetivos que son los peldaños: por ejemplo el acceso a una formación que deseas, importante para tu carrera y tu desempeño, el reconocimiento de un trabajo concreto por parte de tu empresa, que en un portal de empleo consigas que tu candidatura se tenga en cuenta…

¿Qué otra cosa mejor podrías hacer que seguir buscando aparcamiento?

5. TUS HÁBITOS SON EL PILOTO AUTOMÁTICO DE TU MOTIVACIÓN.

«Si quieres conseguir un objetivo, crea los hábitos que lo faciliten».

Conseguir lo que te propones tiene mucho que ver con generar y mantener hábitos personales y profesionales. Esas rutinas diarias como levantarse temprano aunque no tengas la obligación, estudiar de forma regular, dedicar momentos o jornadas concretas del día o de la semana a buscar empleo…

Para fortaleces tus hábitos acostúmbrate a planificar tus objetivos y tareas. No importa que tengas que cambiar tus planes continuamente porque cambiándolos estarás haciendo más productivo y eficaz organizando tu propia vida.

Recuerda siempre temporalizar siempre las actividades que te gustan detrás de las que te cuestan más esfuerzo.

Tómate la búsqueda o mejora de empleo como un trabajo más y dedícale un espacio y un tiempo determinado en tus planes. Debes encontrar tu propio ritmo y no depender del ritmo ni de los intereses de las personas que te rodean.

6. OCUPARSE ES MOTIVARSE.

«En caso de duda, mantente ocupado».

¿Cuántas veces no has tenido nada que hacer en particular pero te has ocupado de algo concreto y ha cambiado tu ánimo y tu nivel de actividad? La frase: «si quieres que algo se haga, encárgaselo a una persona que esté ocupada», te pone en la pista de que la acción lleva a la acción y a la eficiencia. Cuanto menos hagas, menos querrás hacer y esto entra en espiral hasta que terminas por no hacer nada.

Puedes por ejemplo implicarte en actividades formativas relacionadas con tus objetivos profesionales, puedes colaborar en proyectos no lucrativos, debes mantener vivas tus relaciones personales.

En caso de estar desempleado, mientras buscas un trabajo mejor o buscas trabajo, puedes hacer trabajillos temporales como por ejemplo impartir clases particulares, encuestador, cartero comercial……. Da igual. ¡Haz cosas!

7. OBJETIVOS ALCANZABLES Y GRADUALES

«Lo importante no es querer, sino hacerlo alcanzable».

Establecer objetivos es fácil y depende sobre todo de tus intereses. Alcanzarlos es lo difícil y depende de cómo lo plantees. Depende que el objetivo sea realista y que vaya dentro de un plan paso a paso hasta la meta.

Si por ejemplo nunca has buscado empleo o nunca has realizado esfuerzos para conseguirlo, no empieces a buscarlo de manera intensiva. Regula tu nivel de autoexigencia. Igualmente que si no has hecho deporte en 10 años, no pretenderás correr la maratón de tu ciudad la siguiente semana, verdad?

La planificación profesional es la labor más compleja para una persona que busca trabajo o que quiere mejorar su vida laboral a medio o largo plazo.

Y con estas estrategias que espero que te sirvan, terminamos por hoy.

Recuerda que la clave es seguir, seguir y seguir siempre hacia algo que realmente te guste y te motive.

Cuando encuentres tu objetivo serás imparable.

Deja tus comentarios si lo deseas.

Gracias por leerme y seguirme!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *