EXISTE MÁS MIEDO AL ÉXITO QUE AL FRACASO, ¿LO SABÍAS?

EXISTE MÁS MIEDO AL ÉXITO QUE AL FRACASO, ¿LO SABÍAS?

Desafortunadamente la mayoría de las personas no logran alcanzar una vida de verdadera satisfacción ni utilizan de forma realmente eficiente todas sus potencialidades.

Al parecer el MIEDO AL ÉXITO deriva del sentido de la responsabilidad abrumadora que podría conllevar dicho éxito, de vivir una vida extraordinaria que carezca en ocasiones de problemas de autoestima que nos impiden vernos a nosotros mismos como una figura importante.

El hecho de no ser capaces de realizar ese salto y anular nuestras dudas, es lo que conduce al miedo al éxito.

La resistencia es al auto-sabotaje interno que impide a uno alcanzar los logros, los objetivos.

La razón a menudo, por la que nos sentimos paralizados se debe a que estamos arriesgando el ego por el bien del éxito al mismo tiempo que tratamos de protegerlo del fracaso.

Para muchos desafiarse a sí mismos para alcanzar su máximo potencial es difícil y demasiado arriesgado. Es más fácil (indirectamente) ahogarse en programas de televisión, canales de youtube, juegos y pensamientos que nos mantengan dentro de nuestra zona de confort y que nos limiten de nuestras propias creaciones.

Pero para aquellos que realmente quieren alcanzar el éxito, la única manera es reemplazar esa duda interior y marchar hacia delante a pesar de los posibles riesgos y amenazas que se pongan a sí mismos.

ALGUNAS DE LAS SENSACIONES Y PENSAMIENTOS QUE PUEDES EXPERIMENTAR SI TIENES MIEDO AL ÉXITO SON:

  • Te sientes culpable por cualquier éxito que tengas, puesto que ves que la gente que hay a tu alrededor quizás no lo haya tenido. Y eso para tí de alguna manera es pensar con humildad. Créeme, no lo es.
  • No hablas de tus logros con otras personas o cuando lo haces, les quitas o te quitas valor.
  • Evitas o pospones grandes proyectos que tienes en mente, sobre todo los que te llevan a algún tipo de reconocimiento personal. Puedes incluso creer que esto es miedo al fracaso, pero no lo es, es justo todo lo contrario.
  • Te sientes de alguna manera, inconscientemente, como que no te mereces ese éxito u objetivo en tu vida. Que puede que otros sí, pero tú no.
  • Crees que si alcanzas ese objetivo no serás capaz de sostenerlo y por ello piensas: «¿Para qué preocuparme o intentarlo?».

¿CUÁLES SON LAS CAUSAS DEL MIEDO AL ÉXITO?

  • Puede que tengas miedo a que el éxito te traiga soledad, enemigos o incluso tener que pedir dinero, por ejemplo a tu familia, para poder lograrlo.
  • Quizás pienses que cuanto más alto puedas subir, más dura será la caída.
  • Y también podría ser que tengas temor por el trabajo extra que traerá el éxito, las responsabilidades y las críticas que podrías tener que enfrentar.
  • Además es posible que creas que tus relaciones vayan a resentirse si llegas al éxito. Que tus amigos o familiares reaccionarán con celos o envidias y que por ellos vayas a perderlos.

¿Y CÓMO LO PUEDES SUPERAR?

  1. SE REALISTA EN TU FORMA DE PENSAR SOBRE EL FUTURO. Crea una visión realista de lo que realmente sucederá si consigues ese objetivo. Deja de un lado tus temores y tus expectativas negativas.

Hazte preguntas como las siguientes, que te ayudarán:

  • ¿Cómo reaccionarán mis amigos y familiares realmente?
  • ¿Qué es lo peor que puede sucederme si alcanzo mis logros?
  • ¿Y lo mejor que me podría pasar?
  • Pregúntate por qué sientes que no mereces ese éxito.
  • ¿Hasta qué punto estás motivado con ello, del 1 al 10?
  • ¿Qué estás haciendo actualmente para sabotear tu propio esfuerzo?

2. TIRA DE TUS EXPERIENCIAS ANTERIORES: Es probable que hayas tenido éxito en algún momento de tu vida. Piénsalo… seguro que sí lo has tenido…

  • ¿Por qué no usas esa experiencia para cambiar tus expectativas?
  • ¿Cómo realmente reaccionó tu familia cuando lo conseguiste?
  • ¿Qué cambió en tu vida después de conseguirlo?
  • ¿Cuál fue tu motivación para ir a por ello?

3. EL PROBLEMA NO LO TIENES TÚ: Quizás o seguramente el problema sea de otra persona y no tuyo.

A veces hay personas que reaccionan negativamente ante el éxito de otros, sobre todo si creen que ahora tienes mucho más éxito que en el pasado o que ellos mismos.

En este caso puede que se trate de personas con una mentalidad algo limitada en este aspecto y envidiosas, que no saben o no pueden alegrarse del éxito ajeno.

Créeme que ante esta situación no puedes hacer nada. Como te decía, el problema no es tuyo, es de la otra persona.

Mira hacia otro lado y hacia delante, ellos en tu lugar también lo harían.

¿Cómo te sientes sabiendo que existe miedo al éxito?

¿Te sientes de alguna manera identificado?

Espero que el post te haya servido y de lo que te cuento, coge sólo lo que sea de utilidad para tí.

Gracias por seguirme y por leerme.

Deja tus comentarios, estaré encantada de leerte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *