LA MAGIA DEL FEEDBACK

LA MAGIA DEL FEEDBACK

¿Qué es lo que un líder más efectivo que otro? ¿Cómo puedes desarrollarte en tu vida profesional? ¿Cómo puedes tener éxito en tu vida?

Seguramente pensarás que hay muchas respuestas a estas preguntas y que cada persona encuentra su manera y sus funcionalidades para crear su desarrollo profesional. El feedback efectivo es una herramienta fundamental que nos da la posibilidad de poder crecer y aumentar tus conocimientos sobre tí mismo y sobre cómo actúas. Pero sobre todo, te permitirá saber más sobre las reacciones y consecuencias de tu comportamiento.

Para qué es útil el feedback:

  1. Te hace reflexionar: esta es una parte importante para aprender del feedback, de la retroalimentación que recibimos de los otros y también de uno mismo. Siempre somos nosotros nuestros críticos más duros, cuando se trata de evaluarnos a nosotros mismos.
  2. Te hace abrirte: Puedes cambiar tu actitud, tu comportamiento y tus costumbres, siempre que estés abierto para el camino y para el feedback. Porque a veces duele recibir feedback negativo, aunque sea constructivo. ¿Y por qué duele? Porque te gustaría ser ya la persona ideal que quieres ser en el futuro. El miedo ante la autoevaluación nos impacta a todos.
  3. Observa sin juzgar: No tengas miedo de un feedback, de saber la opinión de la gente con la que trabajas y vives. Sin duda, un feedback negativo tiene que ser objetivo y enfocarse en el comportamiento, NO EN LA PERSONA. Lo peor que te puede pasar es que te juzguen. Escuchar por ejemplo «eres muy impulsivo» no es lo mismo que recibir un «te has comportado de manera impulsiva respondiendo en seguida y alzando demasiado la voz». La segunda expresión describe más y se refiere específicamente a un comportamiento de un determinado momento.

Como persona tienes derecho de poder crecer, a poder cambiar su comportamiento, si es lo que quiere. El feedback te ofrece la posibilidad de reflexionar acerca de estas cuestiones y nos orienta en el camino para convertirnos en lo que queremos ser.

MEJORES PRÁCTICAS DE RETROALIMENTACIÓN

1.Se trata de conectar: Utiliza el mantra de «trata a los demás como quieres que te traten a tí», como punto de partida. Hay muchas técnicas y todas tienen sus beneficios, pero hay una regla de oro ineludible y es que todo proceso de retroalimentación bien conseguido debe dejar la relación fortalecida y con la sensación de crecimiento. La única forma de lograr esa conexión es la perspectiva auténtica de querer el crecimiento del otro y una mejora integral. No importa si es un feedback negativo, cuando intentamos conectar de verdad. En este caso encontramos la sensibilidad necesaria para que el cambio suceda. Siempre pregúntate: Si estuvieras del otro lado de la mesa ¿Cómo te gustaría que se comunicaran contigo?

2. Enfócate en el comportamiento y no en la persona: Somos increiblemente complejos. No es correcto juzgar a nadie por una acción, aunque haya sido repetida; no se puede definir que alguien es completamente bueno o malo por algunos momentos de interacción. Lo que sí podemos hacer es dejar claro cuáles son los comportamientos que no funcionan para un determinado desarrollo, sea de un equipo o de una persona.

3. Objetividad y asertividad: Es mejor asegurarse de que la retroalimentación se brinde de manera oportuna, es decir, tan pronto como sea posible. Muchas empresas y equipos tienen políticas concretas de feedback que a veces se extienden a un año, lo cual rompe por completo en objetivo de este tipo de comunicación.

4. Sé lo más específico posible: La retroalimentación generalizada es practicamente inútil y puede resultar confusa. Si lo haces así, la persona que recibe el feedback no tiene claro cuál es el objetivo real de esa comunicación. Intenta referirte con la mayor claridad a las situaciones, sucesos o comportamientos, expresando los tiempos, formas e indicadores que han sido afectados. Es mejor ser breve y puntual en varias sesiones de feedback para mejorar los comportamientos.

5. El rol de líder es dar perspectiva; el panorama no es el mismo desde los 10.000 pies de altura. Hay muchos líderes que consideran que su visión debería ser obvia para el resto, pero nadie puede inferir el tamaño del bosque mirando un árbol desde abajo. Es responsabilidad del líder dar perspectiva y entregar un panorama completo del impacto del cambio de comportamiento. En realidad, este proceso es el que hace crecer al colaborador. Cuando un líder puede incrementar la magnitud de la perspectiva de otra persona, todas ganan y los comportamientos ganan sentido.

Ubícate en el lugar de otra persona e intenta ver las cosas desde su perspectiva ¿Qué más le hace falta entender? ¿Cómo podría beneficiarse de tu perspectiva para tomar mejores decisiones?

En resumen: RECIBIR FEEDBACK Y CONSTRUIR FUTURO: Así como la entrega de retroalimentación requiere práctica, no podemos dejar de lado que muchos de nosotros nos cerramos a estos valiosos momentos de comunicación cercana con nuestros líderes. Tal vez por malas experiencias o líderes sin experiencia, tenemos preconcepciones a veces negativas de este proceso. La realidad es que un momento de retroalimentación puede ser transformador si se recibe adecuadamente, puede impulsar tu carrera y entregarte herramientas que no podrías haber encontrado de otra manera.

¿Te ha gustado?

Nos vemos en la cima!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *